CIRUGÍA DE GLAUCOMA

Glaucoma

En condiciones normales la presión intraocular oscila entre 10 y 21 mm de Hg. En determinadas situaciones patológicas ésta puede aumentar ya sea de forma aguda o crónica. Este aumento de presión provoca el daño del nervio óptico, lo que supone la pérdida progresiva de la visión periférica. En la mayoría de los casos esta alteración es gradual e indolora por lo que muchos pacientes no la perciben hasta que es permanente e irreversible. El glaucoma afecta a más de un 3 % de la población y es, junto con la diabetes, la principal causa evitable de ceguera en el Perú. Afecta principalmente a personas mayores de 40 años y a aquellos con antecedentes familiares de glaucoma.l Glaucoma crónico.

Glaucoma

En condiciones normales la presión intraocular oscila entre 10 y 21 mm de Hg. En determinadas situaciones patológicas ésta puede aumentar ya sea de forma aguda o crónica. Este aumento de presión provoca el daño del nervio óptico, lo que supone la pérdida progresiva de la visión periférica. En la mayoría de los casos esta alteración es gradual e indolora por lo que muchos pacientes no la perciben hasta que es permanente e irreversible. El glaucoma afecta a más de un 3 % de la población y es, junto con la diabetes, la principal causa evitable de ceguera en el Perú. Afecta principalmente a personas mayores de 40 años y a aquellos con antecedentes familiares de glaucoma.l Glaucoma crónico.

Glaucoma Crónico

Es la forma más frecuente, y en las fases iniciales no produce ningún tipo de molestia. Si la presión se mantiene elevada durante un tiempo prolongado, se afecta el nervio óptico y lentamente se deteriora la visión periférica. En los estados avanzados, la visión queda reducida a la zona central del campo visual, de forma que el paciente tiene la sensación de mirar a través de un tubo.

Glaucoma Crónico

Es la forma más frecuente, y en las fases iniciales no produce ningún tipo de molestia. Si la presión se mantiene elevada durante un tiempo prolongado, se afecta el nervio óptico y lentamente se deteriora la visión periférica. En los estados avanzados, la visión queda reducida a la zona central del campo visual, de forma que el paciente tiene la sensación de mirar a través de un tubo.

La Cirugía

Es el último paso en el tratamiento del glaucoma. Consiste en ampliar la zona de salida del fluido intraocular mediante la creación de una válvula de escape o mediante el implante de una válvula de drenaje artificial.

La cirugía se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización. En aquellos casos en que se asocie el glaucoma con la presencia de cataratas, la intervención puede realizarse de forma simultánea.

La visita periódica al oftalmólogo es la única forma de determinar si el glaucoma esta correctamente controlado.

La Cirugía

Es el último paso en el tratamiento del glaucoma. Consiste en ampliar la zona de salida del fluido intraocular mediante la creación de una válvula de escape o mediante el implante de una válvula de drenaje artificial.

La cirugía se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización. En aquellos casos en que se asocie el glaucoma con la presencia de cataratas, la intervención puede realizarse de forma simultánea.

La visita periódica al oftalmólogo es la única forma de determinar si el glaucoma esta correctamente controlado.